top of page

La bajada de la leche

También se le conoce como golpe de leche y subida de leche, finalmente se refiere al momento en que hay un aumento en la producción de leche y ésta pasa de ser calostro a leche madura.

Suele suceder entre el 3er y 5o día después de que nace el bebé, aun que en ocasiones puede retrasarse hasta 9 - 10 días.


Síntomas de la bajada de la leche.

Por lo general los pechos se pondrán duros, pesados, calientes y algunas mujeres llegan a sentir el cuerpo cortado y algo de febrícula (se eleva la temperatura del cuerpo entre 37.1 y 37.9 oC). Debido al exceso de líquidos, el pezón puede "borrarse"


¿Qué es lo que sucede en la bajada de la leche?

En ese momento están pasando muchas cosas en tu cuerpo. Primero la composición de la leche está cambiando y está evolucionando de ser calostro a leche de transición y luego leche madura. El volumen de leche aumenta rápidamente, pasando de producir 5-7 mililitros por toma a 60 mililitros aproximadamente.


Por lo tanto en tus pechos habrá mayor irrigación de sangre, un poco de retención de líquidos (edema), leche almacenada y el tejido puede estar un poco inflamado, este es el motivo por el que los pechos estarán mucho más cargados, pesados y duros. En algunas ocasiones sienten bultos o placas endurecidas, también lo refieren como "bolas en el pecho". En ese momento decimos que hay "congestión en el pecho o ingurgitación"


Cabe aclarar que las mujeres cuyos pechos tengan gran capacidad de almacenamiento de leche pueden no sentir tan claramente todos estos síntomas.


Es importante que se resuelva la congestión ya que de no lograrse puede dar lugar a una mastitis.


¿Qué debo hacer?

Si tu leche está fluyendo bien y no te duele el pecho, en realidad no debes hacer nada, ya que es un proceso que tu cuerpo controlará por si mismo. El edema se reabsorberá, el tejido se desinflamará y la producción de leche se regulará. Cada vez que amamantes y tu bebé extraiga la leche el pecho se relajará y sentirás alivio.


Sin embargo, algunas mujeres sienten mucha molestia o incluso dolor y necesitarán ayuda para aliviar esas molestias.


Hasta hace unos pocos meses las recomendaciones eran poner calor, masajear, usar el extractor para vaciar, sin embargo, la investigación más reciente sugiere un tratamiento distinto que se enfocará en bajar la inflamación y permitir que la glándula se autorregule en cuanto a la producción de leche.


Así que evita estar sacando leche constantemente además de la que consuma tu bebé y cuando termines de amamantar aplica compresas frías por 15 minutos para disminuir la inflamación y "cerrar conductos".


Procura descansar lo suficiente, hidratarte y alimentarte correctamente, esto será de gran ayuda.


Amamanta del primer pecho hasta que se "vacíe" y luego ofrece el segundo pecho.

Usa tu extractor solo si alguno de los pechos duele y extrae solo media onza para bajar la incomodidad, no vacíes por completo porque eso estimulará a que haya aún mas leche.

Evita el uso constante de los extractores por succión tipo Haakaa ya que también hará vaciamiento de la glándula mamaria y solo empeorará la situación a largo plazo, dando lugar a generar una sobreproducción de leche.


Evita usar ropa apretada, tanto brasier con varillas como cualquier otra ropa que incomode.


No des masajes fuertes sobre la glándula ya que la puedes lastimar en vez de ayudar.


Si tu pezón se "borró" y/o no sale la leche, realiza la presión inversa suavizante, en mi canal de YouTube está el video de como hacerlo.


Si no logras resolver la congestión o tu bebé no se prende al pecho, asiste a consulta con un especialista en lactancia.






605 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Síndrome disfórico de la lactancia (D-MER)

Se presenta con diversas variantes dependiendo de la experiencia de la madre, la característica común es que viene una ola de sentimientos negativos o emociones devastadoras justo antes del reflejo de

Comments


bottom of page